Conozca a Yusif

Conozca a: Yusif 

Fuerte, inteligente y respetuoso son las palabras con las que Mariama, la madre de Yusif, describiría a su hijo. Según ella, Yusif, de 12 años, es un buen chico que ayuda en casa, disfruta jugando al fútbol y le encanta ir a la escuela. 

Pero a los 5 años sus sueños y su brillante personalidad se vieron amenazados por las complicaciones por la mordedura de una serpiente.

 

Yusif estaba jugando al fútbol; no sabíamos que estaba sentado cerca del agujero donde había una serpiente”, cuenta Mariama. “Apoyó el brazo en el agujero. Cuando la serpiente estaba saliendo lo mordió en la mano derecha”.

Todos estos años después, Mariama aún recuerda con claridad las secuelas de la mordedura de serpiente. Inmediatamente le dieron a Yusif unas hierbas tradicionales, que esperaban que le hicieran vomitar el veneno de la mordedura de serpiente, pero no funcio.

Finalmente, su familia pudo llevar a Yusif a un hospital local donde le administraron medicación, pero se hizo evidente que la piel de la mano y el brazo ya se estaba muriendo. Lo llevaron a los otros pocos hospitales disponibles, pero todos los médicos con los que se entrevistaron les propusieron la misma solución: cortarle el brazo.

Una solución que se negaron a aceptar.

Con el tiempo, la piel moribunda del brazo de Yusif se contrajo y empezó a dejar mal olor. Demasiado avergonzado para estar rodeado de gente, recurrió a quedarse en casa y dejó de jugar al fútbol con sus amigos. A menudo escondía el brazo bajo la camiseta.

Yusif sentía vergüenza y se volvió muy tímido”, cuenta Mariama. 

A pesar del impacto de su enfermedad en su vida, Mariama estaba agradecida de que algunas cosas no cambiaran. Yusif seguía siendo un hermano bueno y cariñoso, que cuidaba de sus hermanos pequeños y les ayudaba en los estudios y las tareas domésticas.

Mariama y su marido siguieron empeñados en encontrar un tratamiento para Yusif y, tras años de búsqueda, esa esperanza se hizo tangible.

Una mujer vio a Yusif en la carretera y, movida por la compasión, habló con Mariama sobre el regreso de Mercy Ships a Sierra Leona, asegurándole que Yusif podría ser tratado gratuitamente. Una vez que llegaron al buque hospital, la carga que durante tanto tiempo había pesado sobre Mariama y su familia empezó a aligerarse, y su paciencia se vio recompensada cuando Yusif recibió una cita para ser operado a bordo. 

Las implicaciones a largo plazo de vivir con semejante contractura para Yusif eran exhaustivas: académica, social, económica y psicológicamente.

En todos los sentidos, la operación transformó la vida de Yusif.   

Tras su exitosa operación a bordo del Global Mercy, Yusif se emocionó al mostrar su “nuevo brazo” a su madre, diciendo: “¡Mamá, mira mi brazo, bailemos!”. 
“La vida de Yusif cambiará porque ya no tendrá vergüenza”, dijo con alegría Mariama. “No esconderá su brazo; será feliz“.

Aunque la recuperación fue dura, Yusif recuerda con cariño su estancia a bordo y mira con ilusión al futuro. 

“Me trataron bien y me cuidaron. Tenía tiempo para jugar, ver películas y hacer nuevos amigos”, cuenta Yusif. “Ahora me siento bien. Antes no podía hacer nada con la mano, pero ahora puedo hacerlo todo: hacer mandados, jugar al fútbol e ir a la escuela sin avergonzarme.”   

Gracias a amigos como usted, Yusif recibió una cirugía que le cambió la vida a bordo del Global Mercy.