Recuperando la vida: La historia de Papa 

País: Senegal
Edad: 21 años
Cirugía: Maxilofacial

Conozca a: Amadou

Pero cuando un tumor de gran tamaño empezó a crecer en el lado izquierdo de su cara, sus sueños de futuro se vieron ensombrecidos por el miedo.

“Este trabajo exige mucho físicamente”, explica Papa. “Es aún más difícil hacerlo con un tumor de por medio”.

La primera vez que Papa fue al hospital con un pequeño abultamiento era un adolescente y le dijeron que era un dolor de muelas que se sanaría. Pero cada año crecía hasta alcanzar el tamaño de una toronja. Le presionaba los nervios de la cara y le bloqueaba parcialmente la vista.

Estaba pasando por una situación difícil siendo un joven que se supone que debe disfrutar de su vida“, dijo su padre, Toure. Además del dolor constante, Toure dice que el tumor hizo estragos en la autoestima de Papa. “Ver que tus amigos de la infancia gozan de buena salud mientrasestás discapacitado es muy vergonzoso“.

Sabiendo que una vida agobiada por el tumor significaba una vida de incertidumbre, Papa decidió invertir en una posible operación en un hospital local. Necesitó la ayuda de sus amigos y vecinos para costearse la operación, y justo cuando estaba a punto de empezar, se produjo un apagón.

Mientras las luces volvían a encenderse, el miedo y la desconfianza se apoderaron de Papa. Sin garantía de suministro eléctrico y sin forma de asegurar que las máquinas pudieran continuar su trabajo, Papa decidió a regañadientes que el riesgo era demasiado alto.

 

Una vez más, Papa creyó que se vería obligado a vivir agobiado por su enfermedad. Entonces se enteró de una noticia: un buque hospital lleno de voluntarios que ofrecían cirugía segura y gratuita iba a visitar su país.

Umu

Con las esperanzas tímidamente renovadas, decidió averiguar más. Tras reunirse con un equipo de selección, Papa recibió el visto bueno para someterse a una intervención quirúrgica, aunque su entusiasmo se vio ligeramente empañado por los recuerdos de su anterior experiencia en un hospital. Pero el deseo de sanidad superó su miedo: “Tenía miedo, pero confié en Dios”. 

Poco después, Papa estaba a bordo del Global Mercy, y por fin se quitó de encima la carga de tantos años. Cuando la confusión de la anestesia desapareció tras la operación, Papa no tuvo que tocarse la cara para saber que el tumor había desaparecido.

Cuando me desperté, sentí que el tumor había desaparecido“, compartió. “Lo supe porque antes el tumor me bloqueaba la vista”. Por primera vez en años, la vista de Papa ya no estaba obstruida por su enfermedad.

Papa pasó semanas recuperándose en las salas del hospital, conectando con otros pacientes y miembros de la tripulación a través de actividades como manualidades.

Incluso hice pulseras yo solo; lo aprendí en el hospital… las enfermeras me enseñaron a hacerlas“, recuerda Papa.

Paul Kangethe, enfermero de sala voluntario de Estados Unidos, cuidó de Papa después de la operación. Observó que, a medida que Papa se iba sanando físicamente, la transformación era mucho más que superficial.

“El primer día después de la operación estaba tranquilo, en la cama, no interactuaba, no hablaba mucho“, dice Paul. “Pero a medida que pasaban los días, se mostraba mucho más interactivo y activoParecía que se sentía mucho más cómodo hablando y compartiendo“.

Con el apoyo del equipo de voluntarios, sanar de la operación sólo llevó unas semanas, y pronto Papa fue dado de alta para volver a casa con sus amigos y su familia. 

Una vez de vuelta en casa, sus amigos se asombraron de la transformación que habían visto. Un amigo compartió su asombro diciendo: “Lo que han hecho no es solo por Papa, sino también por la comunidad. Su tumor ha desaparecido y ha recuperado la salud, la dignidad y la alegría. Lo han hecho por Papa y por toda la ciudad“.

Ahora que Papa está sano, han surgido nuevos sueños donde antes había miedo. “Quiero volver a trabajar y pasar tiempo con mis padres y hermanos”, dice. “ ¡También soy joven y me gustaría casarme y tener mi propia familia! 

Gracias a los voluntarios que donan su tiempo y a las donaciones corporativas de suministros y equipos, su donativo aumenta su impacto. Haga su donativo hoy.